Las calcomanías son una opción creativa y versátil para decorar piezas de porcelana, ya sean tazas, teteras, platos, especieros, etc. En este post os vamos a contar todo sobre estas calcomanías desde su creación hasta su aplicación., qué son, cómo se producen y cómo se colocan. 

¿Qué son las calcomanías para porcelana?

Los transfer o calcomanías para porcelana son imágenes impresas en papel especial que se aplican sobre porcelana para decorarlas. Las imágenes pueden ser cualquier tipo de diseño: ilustraciones, patrones, fotografías, logotipos, etc. Gracias a ellas se personalizan y embellecen cualquier producto de porcelana, dándoles un toque único, especial y diferenciador y de forma fácil y creativa. Estas calcomanías se fabrican mediante un proceso de fabricación especial que usa tintas cerámicas resistentes al calor, se recortan según el diseño deseado y se aplican a la superficie mediante un proceso de transferencia húmedo.  Una vez pegadas, se sellan mediante un proceso de cocción en horno a alta temperatura. Este proceso hace que se fusionen con la superficie de porcelana y se vuelvan permanentes. De esta forma se asegura que la decoración sea duradera y resistente al agua, al calor, al desgaste y al uso diario.

Origen y evolución de las calcomanías para porcelana

Las calcomanías para porcelana nacen en el s.XVIII en Inglaterra, cuando la transferencia de imágenes se realizaba manualmente con un papel especial impregnado con pigmentos cerámicos que se calcaba a la porcelana mediante la aplicación de agua y presión, y se sellaban cociéndose en el horno.  Más adelante, en el s.XIX, con la introducción de la litografía y la serigrafía, se pudo comenzar a imprimir diseños más detallados y más coloridos.  Con el avance de las tecnologías de impresión y la mejora de los materiales en el s.XX, las calcomanías para porcelana se volvieron más accesibles y la industria adoptó esta técnica como una forma más eficiente de decorar grandes cantidades de productos de forma rápida y económica. A día de hoy, estas calcomanías se fabrican usando modernas tecnologías de impresión digital y se pueden generar diseños muy detallados y variados gracias al desarrollo de softwares de diseño gráfico y equipos de impresión especializados. 

Tipos de calcomanías para porcelana

Los tipos de calcomanías para porcelana más comunes son:
  • De transferencia húmeda: son calcomanías impresas en papel y se activan sumergiéndolas en agua durante unos segundos. 
  • De transferencia vitrificables: calcomanías diseñadas para ser cocidas a altas temperaturas junto con la porcelana. 
  • De cerámica digital: las calcomanías se imprimen utilizando impresoras especializadas y tintas cerámicas de alta duración. 
Estas son solo unos ejemplos de tipos de calcomanías, pero la elección de un tipo u otro dependerá del proyecto a desarrollar y del nivel de detalle que se quiera conseguir.

Hispánica Design: especialistas en personalización de porcelana

En Hispánica Design podemos personalizar cualquier elemento de porcelana. Disponemos de un equipo especializado y con un horno de gran capacidad para crear piezas de porcelana únicas y personalizadas para cualquier empresa.  Primero limpiamos muy bien la superficie donde vamos a pegar la calca con alcohol y un trapo pequeño o gasa, fijándonos bien en que no queden restos de grasa, pegamento, cola, aceites o motas de polvo. Antes de pegar el calco, hay que mojar la calcomanía en agua templada y la ponemos sobre la pieza, donde queramos colocarlo, y lo desplazamos hasta que veamos que se desprende del papel. Si vemos que no se desliza, lo volvemos a sumergir en agua templada.. Después, retiramos el agua con la ayuda de un trozo de papel absorbente o paño.  Una vez colocada, dejamos reposar la pieza durante 24 horas para que se evapore toda el agua. Finalmente, cocemos la pieza en un horno industrial de alta capacidad a una temperatura específica, que dependerá de la pieza y el acabado que se desee conseguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + dos =